El significado de las emociones puede diferir en todo el mundo.

domingo, diciembre 22, 2019

Investigadores de psicología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, en colaboración con científicos del Instituto Max Planck, estudiaron idiomas en todo el mundo y descubrieron que la forma en que los humanos conceptualizan emociones como la ira, el miedo, la alegría y la tristeza puede diferir entre hablantes de diferentes idiomas...






El estudio es el más grande de su tipo, e incluye datos de casi 2,500 idiomas. Joshua Conrad Jackson, estudiante de doctorado en psicología de UNC-Chapel Hill, es el autor principal del estudio, y la profesora asociada de psicología y neurociencia Kristen Lindquist es autora principal. Sus hallazgos fueron publicados el 20 de diciembre en la revista Science .

Para abordar el tema, los investigadores construyeron y analizaron grandes redes de colexificación utilizando una muestra global de idiomas. La colexificación ocurre cuando una palabra tiene más de un significado en un idioma. La mayoría de las veces, las colexificaciones significan que los hablantes de un idioma ven dos conceptos como similares. Por ejemplo, los hablantes de ruso usan la palabra "ruka" para describir tanto la mano como el brazo. En este estudio, los investigadores preguntaron si los idiomas colexificaban las emociones y, de ser así, qué emociones se consideraban similares y distintas.

El equipo descubrió que los idiomas describen las emociones de manera diferente en todo el mundo. Por ejemplo, algunos idiomas ven el dolor como algo similar al miedo y la ansiedad, mientras que otros lo ven como algo similar al arrepentimiento. El equipo también descubrió que la forma en que las culturas expresan las emociones está vinculada a la geografía. Los grupos de idiomas ubicados más cerca uno del otro comparten visiones más similares de emoción en comparación con los grupos de idiomas lejanos.

"Esta diferencia es probable debido al contacto histórico y las comunicaciones entre los grupos cercanos, lo que ha llevado a una mayor comprensión compartida de las emociones", dijo Jackson.

Independientemente de la geografía, todos los idiomas distinguen las emociones principalmente en función de si son agradables o desagradables de experimentar, y si implican niveles bajos o altos de excitación. Por ejemplo, pocos idiomas ven la emoción de tristeza de baja excitación como similar a la emoción de ira de alta excitación, y pocos idiomas ven la emoción agradable de "feliz" como similar a la emoción desagradable de "arrepentimiento".

Esto sugiere que hay elementos universales de la experiencia emocional que pueden provenir de la evolución biológica.

"En una muestra tan diversa, me sorprendió ver cómo universalmente los idiomas distinguían las emociones agradables de las emociones desagradables", dijo Jackson.

Además de estos hallazgos, el proyecto muestra cómo las colexificaciones pueden ilustrar asociaciones semánticas en diferentes culturas.

"Estas grandes redes asociativas no solo nos ayudarán a estudiar cómo los humanos dan sentido a diferentes conceptos, sino que también pueden arrojar luz sobre las diferencias culturales en esta creación de significado", dijo Lindquist. "Los psicólogos han estudiado durante mucho tiempo cómo los humanos entienden sus mundos, y los futuros investigadores podrán aplicar nuestro método para estudiar la comprensión de diferentes tipos de conceptos".

Los investigadores se asociaron con el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Royal Society of New Zealand en el trabajo, que fue financiado en parte por la National Science Foundation.

Enlace al trabajo de Investigación: Joshua Conrad Jackson, Joseph Watts, Teague R. Henry, Johann-Mattis List, Robert Forkel, Peter J. Mucha, Simon J. Greenhill, Russell D. Gray, Kristen A. Lindquist. La semántica emocional muestra tanto la variación cultural como la estructura universal. Science , 2019 

Te puede interesar: