Literatura japonesa: Desde el Siglo XI hasta el siglo XX


Hoy en Bloghemia, les traemos un compendio de libros para aquellos que se inician en la Literatura Japonesa.





Japón nos ha regalado varias maravillas: Desde La historia de Genji  hasta obras de autores como Murakami, esta hermosa región del planeta, nos ha fascinado con su arte.



A continuación les presentamos 25 Libros Maravillosos. Como toda lista es subjetiva, le invitamos a dejar sus recomendaciones en la caja de comentarios.

Pueden descargar  los libros, haciendo click en los títulos del mismo. 





Arrancad las semillas, fusilad a los niños (1953) – Kenzaburō Ōe 

La primera novela de Kenzaburō Ōe narra las proezas de un grupo de jóvenes en Japón, procedentes de un reformatorio que son evacuados en tiempos de guerra a una remota aldea de montaña, donde son temidos y detestados por sus habitantes. Cuando la peste hace su aparición, los aldeanos huyen dejando bloqueados a los chicos dentro de la aldea abandonada. Su breve intento de construirse una vida independiente basada en el respeto, el amor propio y el valor tribal chocará de bruces con la muerte y la pesadilla adulta de la guerra.




 Piercing – Ryū Murakami

Kawashima Masayuki está casado con Yoko. Están enamorados, tienen una hija de cuatro meses, trabajos estables, pan cocinado en casa: felices. Pero éste es un libro de Ryu Murakami, escritor experto en exponer las inmundicias del considerado el mejor de los mundos posibles. Kawashima contempla dormir a su bebé todas las noches. Y todas las noches se convence de que no la apuñalará. No a su hija. Tras las pulsiones asesinas, tras los desdoblamientos de personalidad, la sed de inflingir(se) dolor, existe una carencia, un daño infantil, la huella marcada a fuego de la alienación. Murakami, elegante y sinuoso, traslada al lector al otro lado del paraíso, al que denuncia sin estridencias y sin piedad.





La bella Annabel Lee – Kenzaburō Ōe

Sakura es una actriz internacional, conocida mundialmente desde Hollywood hasta su Japón natal por haber exportado la delicada belleza oriental y por haber protagonizado, siendo apenas una niña, la adaptación cinematográfica del poema «Annabel Lee» de Edgar Allan Poe. Hace treinta años se embarcó junto con el escritor y premio nobel de literatura Kensanro y su amigo Komori, productor de cine, en una adaptación de la novela Michael Kohlhaas, cuyo accidentado rodaje terminó revelándole una experiencia trágica de su infancia que había borrado de la memoria.





Confesiones de una máscara (1948) – Yukio Mishima 

Confesiones de una máscara', publicada en 1948, es una de las novelas más autobiográficas de Yukio Mishima y se la considera un clásico de la narrativa moderna. Muy polémica por la temática que aborda, fue su primer gran éxito literario y lo catapultó a la fama a los 25 años de edad. Escrita con deslumbrante emotividad y el culto a la palabra y a la estética que siempre fueron rasgos característicos en su obra, Mishima describe el camino de luces y sombras de Koo-chan, quien, para sobrevivir en aquel Japón de los años treinta y cuarenta, debe ocultarse tras una máscara de corrección, convirtiendo su vida en un escenario, en una mascarada en la que confluyen la realidad con las apariencias. Koo-chan, el joven narrador, es un alma atormentada por una sensibilidad turbadora, un ser que va creciendo con el estigma de saberse diferente a los demás. De aspecto débil y enfermizo, solitario y taciturno, va descubriendo sus inclinaciones homosexuales cuando se siente atraído por Omi, un chico de fuerte constitución. Pero, esclavo de lo convencional, no puede aceptar que trasciendan sus diferencias y deseos, por lo que establece una relación con Sonoko, la hermana de su amigo Kasuno, intentando convencerse de que está enamorado de ella. Mientras asume su escaso poder para amar, irán aflorando sus fantasías y su fascinación por la belleza, entremezclada con la sangre, la violencia y la muerte…



Después del banquete (1960) – Yukio Mishima


Novela en la que amor y ambición se entremezclan, Después del banquete se trama en torno a la relación de Kazu, mujer que a base de esfuerzo ha conseguido ser la propietaria de uno de los principales restaurantes de Tokio, y uno de sus más distinguidos clientes. Súbitamente, el amor nace, pero ¿hasta qué punto puede aguantar su llama frente a la diferencia de caracteres y la sed de poder?





El grito silencioso (1967) – Kenzaburō Ōe

La historia de dos hermanos, Mitsusaburo —«Mitsu»— y Takashi —«Taka»—, que viajan a la isla de Shikoku, persiguiendo las trazas de un antepasado que había capitaneado una revuelta campesina; para emularlo, Taka lleva a los muchachos del equipo de fútbol que dirige a rebelarse contra «el emperador del supermercado». En esa cínica degradación del ideal se esconde una de las claves de esta historia terrible. Las otras pueden hallarse en el ojo ciego de Mitsu; en la decadencia a la que se abandona su esposa tras el nacimiento de su hijo retrasado; en la violencia sorda y constante que atraviesa toda la narración, como un auténtico «grito silencioso». Verdaderamente prodigioso en su capacidad de anudar mito e historia, irritación y ternura, anécdota y parábola, para señalar en un gesto casi desinteresado la profundidad de la locura que se abre bajo las existencias aparentemente «normales», Kenzaburo Oé ha sido comparado por esta novela con Céline y Genet y, por supuesto, con Dostoievski.





N.P. - Banana Yoshimoto 

Kazami, una joven estudiosa de literatura, investiga el misterio que rodea al libro de cuentos, titulado N.P., de un escritor japonés, Sarao Takase, que escribía en inglés, vivió gran parte de su vida en Estados Unidos y se suicidó a los cuarenta y ocho años, dejando dos hijos, Saki y Otohiko. Poco a poco el lector va sintiendo la fascinación letal que ejerce la obra de Takase sobre quienes se acercan a estudiar N.P., en especial sobre sus traductores al japonés, uno de los cuales, Shoji, novio de Kazami, se quitó la vida después de traducir el relato número noventa y ocho. En cuanto a Kazami conoce en una fiesta a los hijos del escritor, detecta inmediatamente una estela de locura en los ojos de esos hermanos tiernamente incestuosos. Otohiko advierte a Kazami de que otra joven, una auténtica «maníaca», obsesionada por el mismo libro, se cruzará, antes o después, en su camino. Así es como Kazami se ve envuelta en un inextricable laberinto del que nacerá un amor salvaje, desenfrenado.


Los Cuentos siniestros– Kōbō Abe 


Kōbō Abe es sin lugar a dudas uno de los autores más deslumbrantes de la literatura universal y uno de los renovadores de la literatura japonesa del siglo XX junto a Yukio Mishima y Kenzaburo Oe.

Los cuentos siniestros es una selección de sus relatos escritos en las décadas de 1950 y 1960. Traducidos por primera vez al español y directamente del japonés, estos cuentos siniestros son una muestra de lo mejor de su obra, ubicada entre los intrincados mundos kafkianos y las antiutopías de Philip K. Dick.

El libro contiene los siguientes relatos:

El pánico (1954)
El perro (1954)
El Grupo de Petición Anticanibalista y los tres caballeros (1956)
El huevo de plomo (1957)
La casa (1957)
La muerte ajena (1961)
Al borde del abismo (1964)




El maestro de Go (1954) – Yasunari Kawabata

Hacia 1938, el jugador de Go Honnimbo Shusai, imbatible ‘meijingodokoro’, está próximo a morir. Es el Gran Maestro de la época, luego de él no habrá ningún otro jugador de tan alto grado. El tiempo de Shusai, el último de los Honnimbo, estará medido por la partida con el joven maestro Otake, quien simboliza el tránsito ideal de la tradición a un mundo nuevo, diferente y aún indeterminado. Espectador de excepción de la contienda, Yasunari Kawabata asistió al interminable torneo, que duró casi medio año. ‘El Maestro de Go’ es la biografía ficticia de un hombre que va al encuentro de su destino con extraordinaria dignidad, una obra impar del Premio Nobel de Literatura 1968.





El mapa calcinado – Kōbō Abe

Un detective sin nombre es contratado para buscar a alguien que ha desaparecido. Obsesivo, metódico, desconfiado, lleva sus averiguaciones hasta extremos inusitados, analizando cada supuesta prueba hasta reducirla al absurdo. Pronto la investigación se transforma en un laberinto infinito de hipótesis, especulaciones y mentiras. Inevitablemente, está condenado a extraviarse y la esposa del desaparecido, una mujer de inquietante belleza y compleja personalidad, será su único asidero en ese camino.

Un relato extraordinario en el que el trasfondo policial le permite a Abe examinar las imprecisas aristas de lo verdadero y lo falso, lo aparente y lo real, lo vivido y lo soñado. Una incursión en los vericuetos de la psiquis humana, que toca sin compasión algunos de los temas predilectos del autor: la identidad, la alienación, la búsqueda del yo, el pánico, la locura, la desolación, la perversión, la sexualidad, con esa sensibilidad refinada y ese nihilismo desconsolador que hacen recordar a Samuel Beckett, una de sus mayores influencias junto con Kafka.

Otra muestra de la genialidad de uno de los más grandes narradores japoneses del siglo XX.



After Dark (2004) – Haruki Murakami

Cerca ya de medianoche, Mari, sentada sola a la mesa de un restaurante, se toma un café, fuma y lee. Un joven la interrumpe: es Takahashi, un músico al que ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño profundo, «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante; Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre una segunda interrupción: Kaoru, la encargada de un «hotel por horas», solicita su ayuda. Mari habla chino y una prostituta de esa nacionalidad ha sido brutalmente agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y poco a poco empieza a distinguirse en la pantalla una imagen turbadora: una amplia sala amueblada con una única silla en la que está sentado un hombre vestido de negro. Lo más inquietante es que el televisor no está enchufado...




Mil Grullas – Yasunari Kawabata

En la bella ciudad de Kamakura, una mujer que oculta una mancha en uno de los pechos manipulará los preciosos objetos de un rito que transvasarán, como fantasmas, el peso del erotismo de una generación a otra. Y así, un joven hereda las obsesiones amorosas de su padre, experto en la ceremonia del té. Mil grullas en vuelo aparecen a lo largo del relato como misterioso auspicio. Yasunari Kawabata, uno de los mayores escritores japoneses del siglo XX, explora en esta novela la fuerza del deseo y del remordimiento, y la sensualidad de la nostalgia, en una bellísima historia en donde cada gesto tiene un significado, e incluso hasta el más leve roce o suspiro tiene el poder de iluminar vidas enteras, a veces en el preciso instante en que son destruidas. Una historia brillante acerca del deseo, el arrepentimiento y la sensualidad.




La historia de Genji (Inicios del siglo XI) – Murasaki Shikibu

La primera parte de La historia de Genji es en sí misma un libro completo, pues narra, a través de los primeros 41 capítulos de la obra, toda la historia del príncipe Genji, desde que recibe su nombre en el pabellón de la paulonia, hasta su muerte solitaria en un templo en donde vive retirado del mundo. La segunda parte comprende los últimos once capítulos de la obra. La narración del último tercio de la novela se reanuda tras un lapso de ocho años desde la muerte de Genji. Encontramos a Kaoru, hijo tardío de Genji, que según dicen desprende un olor maravilloso desde su nacimiento, y también a Niou, el nieto de Genji. Los dos jóvenes son grandes amigos, pero también serán duros rivales en el amor; primero, con las hijas de un príncipe viudo que vive retirado en Uji; y luego, con la bella Ukifune, que se encontrará atrapada entre dos pretendientes. La sucesión de amores imposibles y la desdicha que estos acarrean, constituirán el melancólico telón de fondo con el que concluye esta obra cumbre de la literatura japonesa culminando así una larga saga familiar que abarca más de 75 años.




Grotesco (2003) – Natsuo Kirino

El doble asesinato de dos prostitutas de la mano de un ciudadano chino ilegal rompe el silencio de la hermana mayor de una de ellas. Ésta es su historia. Una biografía marcada por la perturbadora belleza de Yuriko Hirata y su incontrolable magnetismo, así como un recorrido por las motivaciones de dos mujeres que sólo supieron sentirse realizadas a través del comercio de su cuerpo.




País de nieve (1937) – Yasunari Kawabata

Shimamura regresa al País de nieve atraído por la belleza de la estación y el tradicional estilo de vida. Pero vuelve especialmente por Komako, una joven aprendiz de geisha que conoció en un viaje anterior. Él es un hombre rico, de mediana edad, que intenta escapar de un matrimonio sombrío y de su vida en Tokio. Ella, una bellísima mujer vulnerable a sus propias emociones, que madura ante los ojos de su amante. El amor apasionado que Shimamura despiera en Komako le plantea un dilema: incapaz de corresponderlo, pero a la vez fascinado por su intensidad, optará por repetir y prolongar su estadía en las termas aprovechando la distancia perfecta que le ofrece la relación huésped-geisha. Un tercer personaje, la misteriosa Yoko, teje su destino al de la pareja, con el blanco de la nieve como trasfondo y presencia continua.







Yasutaka Tsutsui ha seleccionado para este volumen los que, a su juicio, son sus mejores cuentos. El resultado, como era de esperar, es insólito.

Incluye los relatos:
— «Estoy desnudo»
— «Líneas aéreas Gorōhachi»
— «El peor contacto posible»
— «Maneras de morir»
— «Articulaciones»
— «El día de la pérdida»
— «La ley del talión»
— «La embestida del autobús loco»



Idéntico al ser humano (1967) – Kōbō Abe

La noticia de que acaba de despegar un cohete espacial con destino a Marte llena de zozobra al creador del programa radiofónico «Hola, marciano». El temor de que la realidad pueda desbaratar su universo de ficción y poner en peligro el modesto modus vivendi con el que intenta asegurar la estabilidad de su familia hace tambalear el precario equilibrio del periodista, cada vez más paralizado por la angustia y la pérdida de la autoestima.

La inesperada visita de un oyente que asegura ser un marciano «idéntico al ser humano» desencadena un desconcertante e incómodo diálogo en el que, al modo beckettiano, se transita fácilmente de la lucidez al delirio. Con un impecable manejo de la alegoría y de la sátira, Kôbô Abe se servirá de las irritantes palabras de estos dos seres extraviados para enfrentar al lector a algunas de las obsesiones que lo han emparentado con Kafka o Camus: el problema de la identidad y el desasosiego de no saber quién se es ni quién es el otro, el cuestionamiento de la noción de realidad o la crisis de supervivencia del ser humano frente a las estructuras dislocadas y caóticas del mundo contemporáneo. El lector, magnetizado por la tensión dramática, espera, como en un relato policial, que el suspense vaya cediendo hasta revelar el desenlace: «¿todo esto será la consecuencia de la fábula vencida por la realidad o de la realidad vencida por la fábula?».


Con Idéntico al ser humano, Kôbô Abe se distancia del color local que caracteriza la tradición literaria japonesa e incorpora algunos de los grandes temas de la modernidad, como la ficción científica, la seducción por el lenguaje de las matemáticas y los sistemas clasificatorios o la reflexión sobre la convivencia en las ciudades impersonales, vertiginosas e inhumanas de nuestro tiempo.




Kafka en la orilla (2002) – Haruki Murakami


Kafka Tamura se va de casa el día en que cumple quince años. Le llevan a ello las malas relaciones con su padre –un famoso escultor convencido de que su hijo repetirá el aciago sino de Edipo– y el vacío producido por la ausencia de su madre; se dirigirá al sur del país, donde encontrará refugio en una peculiar biblioteca y conocerá a la misteriosa señora Saeki. Sus pasos se cruzan con los de otro personaje, Satoru Nakata, sobre quien se ha abatido la tragedia: de niño, durante la segunda guerra mundial, sufrió un accidente del que salió con secuelas y dificultades para comunicarse... salvo con los gatos.




Kitchen (1991) – Banana Yoshimoto 

Cuando se le muere la abuela, la jovencísima Mikage queda absolutamente sola en una casa demasiado grande y se refugia en la cocina, pues sólo en ella se siente a salvo («El lugar donde mejor se duerme es en la nevera», confiesa). Pero un día «ocurre un milagro»: Yûichi, «un chico simpático», llama a la puerta de Mikage y le sugiere que vaya a vivir a su casa, con su madre Eriko. Pero esta hermosa y acogedora mujer no es una mujer: es un hombre que pasó a ser mujer cuando la verdadera madre de Yûichi perdió la vida. Esta fábula, que se desarrolla entre ordenadores, electrodomésticos y sobre todo alimentos y guisos, pero también entre sentimientos de amor, amistad y complicidad, es en realidad una historia terrible, en que la soledad y la aridez emocional quedan, como por «milagro», mitigados por la inmensa sabiduría de otro mundo ancestral, afortunadamente aún latente, aún perceptible.



Historias de la palma de la mano – Yasunari Kawabata

Si bien conocido por sus lectores de otros idiomas por su notable obra novelística, Yasunari Kawabata consideraba que la esencia de su arte estaba expresada en una serie de muy breves relatos escritos a lo largo de toda su carrera. A pesar de su brevedad, estos cuentos contienen casi todos los elementos de los trabajos más extensos de Kawabata. Así como un haiku puede tener una riqueza que rivalice con la de un poema largo, estas historias, en la plenitud de su contenido, la complejidad de su psicología y la agudeza de su observación de la vida humana, rivalizan con ficciones en prosa más extensas.



Un Brazo – Yasunari Kawabata

«Un brazo» (1964), relato corto del premio Nobel Yasunari Kawabata, es considerado uno de los principales ejemplos del «Realismo mágico» en la literatura japonesa. Una joven mujer se quita el brazo derecho para dejárselo por una noche al protagonista, un hombre de mediana edad. La narración sigue las acciones y pensamientos del hombre en el camino a su apartamento, y una vez dentro de éste, toma una decisión insólita. La «relación» entre el protagonista y el brazo sirve como escenario para representar sus recuerdos y emociones.




Paprika (1993) – Yasutaka Tsutsui

En el Instituto de Investigación Psiquiátrica de Tokio está en desarrollo una tecnología que permite introducirse en los sueños de los enfermos mentales y modificarlos como forma de terapia. Cuando se destapa un siniestro y enloquecido complot para hacerse con el control de dicho Instituto, se inicia una lucha que tendrá dos escenarios muy distintos, la realidad y el sueño.
Este es el hilo argumental de una historia vertiginosa y compleja; un sofisticado mecanismo literario que, bajo una leve apariencia de divertimento, esconde una lúcida reflexión sobre la intimidad, los deseos frustrados, el poder, la locura o las relaciones sexuales. Rebosante de referencias que van desde el manga hasta el pulp, pasando por el thriller, Tsutsui se adentra en la novela siguiendo las mismas coordenadas de sus relatos más celebrados.




Out (1997) Natsuo Kirino 

Masako, Kuniko, Yoshie y Yayoi trabajan en el turno nocturno de una fábrica de comida preparada de los suburbios de Tokio. Todas tienen graves problemas tanto de dinero como familiares (maridos infieles, suegras discapacitadas o hijos imposibles) y se desenvuelven en una atmósfera hostil e inhóspita. En el caso de Yayoi desemboca en el asesinato de su marido cuando éste la agrede físicamente. Masako la ayudará a deshacerse del cuerpo, ingrata tarea para la que contarán con la ayuda de las otras dos compañeras de trabajo, Kuniko y Yoshie. Juntas descuartizarán el cadáver y lo desperdigarán por varios puntos de Tokio. La policía sospecha de ellas pero todavía no tienen pruebas. Mientras tanto, un prestamista vinculado a los yakuza chantajea a las mujeres para que se ocupen de más cadáveres.




La presa (1957) – Kenzaburō Ōe


Cuando, en los días de la guerra del Pacífico, un avión enemigo se estrella en las montañas de una aldea de cazadores, los habitantes capturan al único superviviente, un soldado negro. En una aldea hundida en un valle, en mitad de un bosque y aislada después de una durísima estación de las lluvias, cerrada la escuela, los niños descubren con la llegada del prisionero negro una realidad excepcional, entre el terror y el asombro.

La contemplación de lo desconocido se disfrazará de amaestramiento. Pero el narrador, uno de los niños que vigilaron a la presa extraordinaria, irá adivinando que los amaestrados son los que miran cada gesto del sorprendente soldado negro. El extraño altera el curso de los días repetidos: como si lo sagrado irrumpiera en la vida, y la transformara dotándola de un sentido nuevo.

En La presa, que obtuvo el prestigioso premio Akutagawa, y fue llevada al cine por Nagisha Oshima, cristalizaban algunas de las obsesiones constantes de la obra de su autor. Premiado con el Nobel un año antes del cincuenta aniversario de las explosiones de Hiroshima y Nagasaki, Kenzaburo Oé, miembro de una antigua familia samurái, ha escrito sus fábulas en una época de perturbación, en el Japón invadido, sin dioses, posterior a las bombas atómicas.

La presa, hermosa y perturbadora obra maestra, combina, con la visión de una realidad mutilada y desfigurada, la nostalgia de una geografía mítica. Aunque la envidia hacia un pasado que paradójicamente ofrece la posibilidad de una vida nueva, sólo despierte ira frente a los viejos dioses caídos y los dioses falsos y recién llegados.




Tsugumi (2008) – Banana Yoshimoto


Maria Shirakawa, la narradora de esta delicada historia, tiene que marcharse a Tokio a estudiar en la universidad. Deja atrás la pensión Yamamoto, un lugar idílico junto al mar en la península de Izu, donde ha crecido al lado de su madre. Y también a su amiga de la infancia, Tsugumi, la hija bellísima del matrimonio que regenta la pensión. Aunque los caracteres de Maria y Tsugumi son muy distintos, la dulce y pacífica Maria sabe que, tras la aparente afabilidad de Tsugumi con los extraños, su amiga es en la intimidad arisca y caprichosa, a veces incluso cruel y despótica con quienes la rodean, porque sufre por una dolorosa enfermedad crónica que la tiene sujeta a la península y a la pensión, y que tal vez sea la causa de su carácter. La amistad entre ambas ha superado ya muchas pruebas cuando Tsugumi invita a Maria a pasar un último verano junto al mar. Durante esas vacaciones, mientras ciertos incidentes amenazan con trastocar la vida de la pensión, Tsugumi encontrará el amor y…






Filosofía

Ontología, Epistemología, Idealismo, Materialismo, Existencialismo, Racionalismo, Empirismo..

ACCEDER
Medicina y Salud

Cancer, Diabetes,HIV, Alzheimer, Autismo, Depresión, Psicología, Embarazo, Nutrición.

ACCEDER
Tecnología

Hacking, Software, Robotica, Inteligencia Artificial, Matemática, Computación Cuantica, Realidad Virtual

ACCEDER
Planeta Tierra y Clima

Animales, Naturaleza, Cambio Climático, Geografía, Arqueología, Evolución, Origen de la vida, Geología,Biología, Antropología...

ACCEDER
Ciencias Sociales

Sociología, Historia,Filosofía, Economía, Ciencia Política, Cultura, Religión, Salud Pública.....

ACCEDER
Arte

Literatura, Música, Cine, Pintura, Teatro, Escultura, Museos....

ACCEDER
Educación y Aprendizaje

Pedagogía, Alfabetización, TIC, Pedagogía Crítica, Libros, Test Creatividad,idiomas....

ACCEDER
Turismo y Viaje

Comidas típicas, Hoteles, Lugares, Fotografias, Curiosidades, Paises, Ciudades.

ACCEDER
Biblioteca Digital

Materiales digitales para estudiantes y profesionales

ACCEDER
Lenguajes e Idiomas

Ingles, Italiano, Francés, Alemán, Japonés, Mandarín, Ruso, Español....

ACCEDER
Biografías

Biografías, de los grandes personajes de la Historia Universal....

ACCEDER
Entrevistas

Entrevistas a grandes hombres y mujeres del siglo XX y XXI ....

ACCEDER

Siguenos en tu Red Favorita

¿Te gusta el artículo? Compartelo!