Friedrich Nietzsche: el olvido, eje de la felicidad. ~ Bloghemia -->

Friedrich Nietzsche: el olvido, eje de la felicidad.

Friedrich Nietzsche: el olvido, eje de la felicidad.

Friedrich Nietzsche: el olvido, eje de la felicidad.

"No puede existir felicidad, serenidad, esperanza, orgullo,  y disfrute del momento presente sin la facultad de olvidar"     Co...
noviembre 08, 2020
Friedrich Nietzsche: el olvido, eje de la felicidad.








"No puede existir felicidad, serenidad, esperanza, orgullo,  y disfrute del momento presente sin la facultad de olvidar"  





Contra la tradición filosófica clásica, que se puede calificar de hipermnésica, Nietzsche plantea, contra Platón y la teoría de la reminiscencia , que el olvido tiene una positividad, que es incluso una condición sine qua non de la felicidad: olvidar. es liberarse del pasado, por lo tanto, poder actuar. Una conciencia nostálgica, cargada de pasado, vuelve según Nietzsche a la parálisis.

"En la felicidad más pequeña como en la más grande, hay algo que hace de la felicidad una felicidad: la posibilidad de olvidar, o dicho en términos más eruditos, la facultad de sentir las cosas, siempre que la felicidad perdura, al margen de cualquier perspectiva histórica. El hombre que no puede sentarse en el umbral del momento olvidando todos los acontecimientos del pasado, el que no puede, sin vértigo y sin miedo, ponerse de pie un momento estando de pie, como una victoria, nunca lo sabrá. que es la felicidad y, lo que es peor, nunca hará nada para llevar la felicidad a los demás. Imagínense el ejemplo extremo: un hombre que sería incapaz de olvidar nada y que estaría condenado a ver que sólo uno se hace en todas partes; que uno no creería en su propia existencia, ya no creería en sí mismo, lo vería todo disolverse en una infinidad de puntos móviles y terminaría perdiéndose en este torrente de devenir. Finalmente, como verdadero discípulo de Heráclito, ni siquiera se atrevería a mover un dedo. Toda acción requiere olvido, ya que la vida de los seres orgánicos requiere no solo luz sino también oscuridad.

Del olvido a la felicidad

En sus Consideraciones pasadas , Nietzsche sugiere que una vaca no conoce ni el aburrimiento ni el dolor, es incapaz de recordar. Este ejemplo tiende a mostrar que el olvido no es una simple “pérdida” de la memoria, sino un acto activo, que lleva consigo un poder de liberación. Por supuesto, la amnesia completa sería tan dañina como la hipermnesia: Nietzsche afirma que la relación con el pasado debe ser equilibrada: una verdadera ordenación selectiva, el olvido debe racionalizar nuestra relación con el pasado, dejando de lado todo lo que pueda perturbar la paz. del momento.

Olvidar es también volverse ahistórico: en Platón, el olvido era un escándalo moral y filosófico, que la mayéutica buscaba reparar. En Nietzsche, por el contrario, la historia, a nivel de los pueblos, obstaculiza su libertad de crear: la historia no es, como quiere Hegel en la Razón en la Historia , o Marx en el Manifiesto , un principio de unidad, pero peso común, peso colectivo que impide que los pueblos se determinen. El significado no se hereda, se inventa. Tanto a nivel colectivo como individual. Ésta es la lección de la filosofía de Nietzsche , que hace del olvido el eje de la felicidad.


  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link