Byung-Chul Han | La pandemia, vigilancia y control biopolítico ~ Bloghemia

Byung-Chul Han | La pandemia, vigilancia y control biopolítico

Byung-Chul Han | La pandemia, vigilancia y control biopolítico

Byung-Chul Han | La pandemia, vigilancia y control biopolítico

Por:  Byung-Chul Han Debido al peligro del terrorismo, ahora también estamos tolerando medidas de seguridad humillantes en los ...
abril 19, 2020
Byung-Chul Han | La pandemia, vigilancia y control biopolítico

Por: Byung-Chul Han

Debido al peligro del terrorismo, ahora también estamos tolerando medidas de seguridad humillantes en los aeropuertos sin resistencia. Con las manos levantadas, nos dejamos examinar con el escáner corporal. También permitimos que nuestros cuerpos sean escaneados en busca de armas ocultas. Cada uno de nosotros es un potencial terrorista.

El virus es un terror aéreo. Es una amenaza mucho mayor que el terrorismo islámico. Es casi lógico que la pandemia dé como resultado, medidas que transformen permanentemente a la sociedad en su conjunto en una zona de seguridad, en una cuarentena donde todos son tratados como un posible portador de virus.

En medio de la pandemia, Europa y Estados Unidos están perdiendo su brillo. Ellos tropiezan Aparentemente no pueden controlar la epidemia. Los países asiáticos como Taiwán, Hong Kong, Singapur, Corea del Sur o Japón, por otro lado, han controlado la pandemia con relativa rapidez. ¿Cuál es la razón? ¿Cuáles son las ventajas del sistema de los países asiáticos? En Europa y Estados Unidos, el virus se encuentra con una sociedad liberal en la que se propaga sin esfuerzo. ¿Es el liberalismo el culpable del fracaso de Europa? ¿El virus se siente cómodo en el sistema liberal?


Pronto se reconocerá que, para combatir la pandemia, es necesario proceder en partes pequeñas, es decir, observar al individuo. Pero el liberalismo no permite que esto se haga fácilmente. Una sociedad liberal consiste en individuos con libertad que no permiten el acceso del gobierno. Incluso la protección de datos impide la vigilancia a pequeña escala de las personas.

Dado que la sociedad liberal no tiene la opción de hacer que el sujeto individual, sea objeto de vigilancia, solo queda con un cierre completo con consecuencias económicas masivas. Occidente pronto se dará cuenta de que una biopolítica que permite el acceso irrestricto al individuo evita que el cierre proteja la privacidad protegida y sea un espacio protector para el virus. Pero esta realización significa el fin del liberalismo.

Los asiáticos abordan el virus con dureza y disciplina inimaginables para los europeos. El individuo es el foco de la vigilancia, que es la principal diferencia para el control de la pandemia en Europa. Sus rigurosos procedimientos recuerdan las medidas disciplinarias que se tomaron en Europa en el siglo XVII ante la epidemia de peste. Michel Foucault lo describe de manera impresionante en su análisis de la sociedad disciplinaria. Las casas están selladas desde el exterior. La clave debe ser entregada a las autoridades. Las personas que abandonan en secreto su cuarentena son castigadas con la muerte. Los animales que caminan son asesinados.

Quienes se mueven arriesgan sus vidas

El monitoreo es continuo. Se requiere obediencia incondicional. Cada casa es monitoreada individualmente. Durante la inspección, todos los residentes de la casa deben aparecer en la ventana. Se asigna una ventana a quienes viven en el patio trasero. Todos se llaman por su nombre y se les pregunta sobre su estado de salud. Los que mienten deben enfrentar la pena de muerte. Se está configurando un sistema de registro completo. La sala se solidifica en una red de células impermeables. Todos están atados a su lugar. Los que se mueven arriesgan sus vidas.

En el siglo XVII, Europa se convirtió en una sociedad disciplinaria. El poder biopolítico penetra los detalles más pequeños de la vida. Toda la sociedad se convierte en un panóptico. Es penetrado por la vista panóptica. Los recuerdos de esas medidas disciplinarias están completamente desvaídos en Europa. En realidad, estos son mucho más rigurosos que las medidas que China está tomando ante la pandemia.

Pero se podría decir: Europa de los siglos XVII y XVIII es China hoy. China ahora ha establecido una sociedad disciplinaria digital con un sistema de puntuación social que permite una vigilancia y control biopolíticos y sin fisuras de la población. No hay un momento no observado en la vida cotidiana. Cada clic, cada compra, cada contacto, cada actividad en las redes sociales es monitoreada. También se utilizan 200 millones de cámaras de vigilancia con reconocimiento facial. Aquellos que pasan la luz roja, que tratan con personas críticas con el régimen o que publican comentarios críticos en las redes sociales viven peligrosamente. Por otro lado, cualquiera que compre alimentos saludables o lea periódicos relacionados con fiestas será recompensado con crédito barato, seguro médico o una visa de viaje.

Obras completas de monitoreo

Este monitoreo continuo es posible en China porque los proveedores de Internet y telefonía móvil intercambian datos con las autoridades sin restricciones. Entonces, el estado sabe dónde estoy, con quién me encuentro, qué estoy haciendo, qué estoy buscando, en qué estoy pensando, qué estoy comprando, qué estoy comiendo. En el futuro, el estado también puede controlar la temperatura corporal, el peso, los niveles de azúcar en la sangre, etc.

La vigilancia digital continua de la población ahora está demostrando ser altamente efectiva contra el virus. Cualquier persona que salga de la estación de trenes de Beijing es capturada por una cámara que mide la temperatura de su cuerpo. Si los valores son notables, las personas que estaban en el mismo vagón son informadas por teléfono celular. El sistema sabe quién estaba sentado en qué parte del tren y cuándo. Y solo con la ayuda de datos técnicos se pueden encontrar posibles infectados.

El uso de drones para monitorear la cuarentena se informa en las redes sociales. Si alguien abandona su cuarentena en secreto, el avión no tripulado con el que vuelan les pedirá que regresen al apartamento. Tal vez incluso imprime una multa y la deja caer sobre la persona, quién sabe. Aparentemente también hay un cambio de paradigma en la lucha contra las pandemias, que no está suficientemente reconocido en Occidente. Está digitalizado. Se lucha no solo por virólogos y epidemiólogos, sino también por informáticos y especialistas en big data.

FUENTEarchyde.com 

Te puede interesar: 

Tolstói, Chéjov y Dostoievski | Todas sus Obras en PDF
Franz Kafka | Obras Completas en un solo Libro
H.P Lovecraft | Obras Completas en un solo Libro
Los 7 Libros más extraños de la Historia (Reseña y Descarga)
Las aventuras de Sherlock Holmes : Colección Completa en un solo Libro.
Literatura Infantil y Juvenil : 250 Cuentos (PDF)
Hermann Hesse | El Lobo Estepario
Edgar Allan Poe a 210 años de su nacimiento | Todos sus cuentos en PDF
Mario Benedetti: Antología Poética en PDF
Literatura japonesa: Desde el Siglo XI hasta el siglo XX
Las 25 mejores obras literarias de todos los tiempos (Reseña y descarga)
Borges - Neruda : El único encuentro
Mario Vargas Llosa vs Mario Benedetti (Debate Político, 1984)
Philip K. Dick : Un genio de la Ciencia Ficción
Los mejores relatos de terror de la Historia en 10 Tomos.
Los 100 Mejores Cuentos de la Literatura Universal


  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link