-- --

¿Qué es la Ética?

La ética es una de las principales ramas de la filosofía y una teoría ética es parte integrante de todas las filosofías ampliamente concebidas. 




La lista de los mejores teóricos éticos incluye autores clásicos como Platón, Aristóteles, Aquino, Hobbes, Kant, Nietzsche, así como las contribuciones más recientes de G.E. Moore, J.P. Sartre, B. Williams, E. Levinas. 

El objetivo de la ética se ha visto de diferentes maneras: según algunos, es el discernimiento de las acciones correctas de las incorrectas; para otros, la ética separa lo que es moralmente bueno de lo que es moralmente malo; 

Alternativamente, la ética pretende idear los principios mediante los cuales llevar una vida que valga la pena vivir. La metaética es la rama de la ética que se ocupa de la definición de lo correcto y lo incorrecto, o lo bueno y lo malo.


Lo que no es la ética

Primero, es importante distinguir la ética de otros esfuerzos dentro de los cuales a veces corre el riesgo de confundirse. Aquí están tres de ellos.

1- La ética no es lo que comúnmente se acepta. Todos y cada uno de sus pares pueden considerar que la violencia gratuita es divertida: esto no hace que la violencia gratuita sea ética dentro de su grupo. En otras palabras, el hecho de que alguna acción se lleve a cabo típicamente entre un grupo de personas no significa que tal acción deba llevarse a cabo. Como el famoso filósofo David Hume argumentó, "es" no implica "debería".

2- La ética no es la ley. En algunos casos, claramente, las leyes encarnan principios éticos: el maltrato de los animales domésticos era un requisito ético antes de ser objeto de regulaciones legales específicas en diferentes países. Aún así, no todo lo que cae dentro del alcance de las normas legales es de gran preocupación ética; por ejemplo, puede ser de poca preocupación ética que el agua del grifo sea revisada por las instituciones apropiadas varias veces al día, aunque esto tiene, por supuesto, una gran importancia práctica.


Por otro lado, no todo lo que es de interés ético puede o debe motivar la introducción de una ley: las personas deben ser amables con otras personas, pero puede parecer extraño convertir este principio en una ley.

3- La ética no es religión. Si bien una visión religiosa debe contener algunos principios éticos, estos últimos pueden (con relativa facilidad) extrapolarse de su contexto religioso y evaluarse de forma independiente.


¿Qué es la ética?

La ética trata con los estándares y principios que un individuo individual cumple. Alternativamente, estudia los estándares de grupos o sociedades. Independientemente de la distinción, hay tres formas principales de pensar sobre las obligaciones éticas.

Bajo una de sus declinaciones, la ética trata con los estándares de lo correcto y lo incorrecto cuando se refiere a acciones, beneficios, virtudes. En otras palabras, la ética ayuda a definir lo que debemos o no debemos hacer.

Alternativamente, la ética tiene como objetivo discernir qué valores deben ser elogiados y cuáles deben ser desalentados.

¿La ética se basa en la razón o el sentimiento? Los principios éticos no necesitan (o no siempre) basarse únicamente en consideraciones racionales, las restricciones éticas parecen aplicarse solo a seres que son capaces de reflexionar sobre sus propias acciones, como han señalado autores como Aristóteles y Descartes. No podemos exigir que Fido el perro sea ético porque Fido no es capaz de reflexionar éticamente sobre sus propias acciones.

¿Ética para quién?
Los humanos tienen deberes éticos que se extienden no solo a otros humanos sino también a: animales (por ejemplo, mascotas), naturaleza (por ejemplo, preservación de la biodiversidad o ecosistemas), tradiciones y festividades (por ejemplo, cuatro de julio), instituciones (por ejemplo, gobiernos), clubes ( ej. Yankees o Lakers.)

¿Futuras y pasadas generaciones?
Además, los humanos tienen deberes éticos no solo hacia otros humanos que viven actualmente, sino también hacia las generaciones futuras. Tenemos el deber de dar un futuro a la gente del mañana. Pero también podemos asumir obligaciones éticas hacia las generaciones pasadas, por ejemplo, al valorar los esfuerzos que se han realizado para lograr la paz en todo el mundo.


¿Cuál es la fuente de las obligaciones éticas?
Kant creía que la fuerza normativa de las obligaciones éticas proviene de la capacidad de los humanos para razonar. Sin embargo, no todos los filósofos estarían de acuerdo con esto. Adam Smith o David Hume, por ejemplo, refutarían que lo que es éticamente correcto o incorrecto se establece sobre la base de sentimientos o sentimientos humanos fundamentales.

Siguenos en tu Red Favorita

Comparte con tus familiares y amigos!