“Roma” y el culto a la memoria cinematográfica




Por: Guillermo Sebastián de la Oz

Hablar de "Roma", de Alfonso Cuarón, es hablar de mucho más que una simple y mera "producción" cinematográfica. Describirla, es recordar el cine mexicano y su vieja cinematografía a blanco y negro, pero multicolor en todos los demás sentidos. Reseñar “Roma”, es tocar la médula social del trabajo doméstico femenino en el México de principios de la década de 1970; es palpar las fibras de la familia de clase media mexicana y encarnarnos en su realidad.








El poder del "blanco y negro" de la Época de Oro del cine mexicano

Alfonso Cuarón logra —magistralmente— contarnos en 135 minutos una historia llena de sellos personales, en la que brillantemente alcanza a extasiarnos  con apoteósicas transiciones  fotográficas y mostrarnos el universo que puede contenerse en el amplio y basto espacio que representa el “streaming multimedia” de “Netflix” y, en el mejor de los casos, todo aquello apreciable desde la comodidad de una butaca de cine.





Cuarón, acostumbrado a una dirección fotográfica inmaculada, hace de "Roma" un filme que compensa cualquier desplazamiento lineal a "bajo kilometraje” e irrumpe, “visceralmente”, en la nostalgia con prolongados túneles cargados de suspenso, drama, estrés y sobresaltos en la última hora de cinta; no sin antes —valga aclarar—, dejarnos contemplar la magnificencia del México de principios de los 70s.

Escrita, producida, dirigida y filmada por Cuarón durante el 2016, se convierte en la carta fuerte del cine latinoamericano para los tan aclamados Premios de la Academia de Ciencias Cinematográficas en su ceremonia número 91. Ganadora del León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia y aspirante al Óscar en la categoría de “Mejor película de habla no inglesa”. Es por ello, que "Roma", representa la majestuosa reinserción del cine mexicano a “las grandes ligas”. 


Pero, ¿por qué ha gustado tanto “Roma”?


Brevísimo contexto histórico

Ambientada entre finales de 1970 y principios de 1971, nos muestra una sociedad mexicana aun convulsionada por la Masacre de Tlatelolco en 1968 y en pie de lucha. Para aquel entonces, México recién había organizado por primera vez la Fase Final del Mundial  Masculino de Fútbol de la FIFA y a su vez, se encontraba en el proceso de transición entre el Modelo de Producción de Sustitución de Importaciones por Exportaciones e Industrialización y la avorazada entrada del Neoliberalismo (1982-2000) a puño limpio en el gigante “más al sur” de las tres naciones al norte de nuestro continente.



Filmada en la popular Colonia Roma de la Ciudad de México, nos remonta a la infancia temprana de Cuarón, quien inspirado en la vida de su Nana, Liboria Rodríguez, nos muestra su marco más personal en un filme cargado de emociones y anécdotas personales del laureado director mexicano, quien haciendo uso del delicado arte de evocar la nostalgia, ha logrado maravillar a millares fuera de las fronteras de Los Estados Unidos Mexicanos.


Desconstruyendo estereotipos

Aclamada y a la vez juzgada por el preponderante papel de su personaje principal "Cleo" (interpretado por Yalitza Aparicio), ha quebrado el paradigma de lo “estéticamente aceptable” y sienta un precedente en la cosmovisión local, regional y global, respecto a la mujer mexicana y la aceptación de la multiculturalidad y etnicidad mexiquense. Generando así, un amplio debate sin sentido entre los "poco letrados", cinematográficamente hablando, que esperaban "más acción" o  "varitas mágicas" en las dos horas con quince minutos que dura la cinta.

Considerada, en lo personal, como una película al nivel de cintas de la talla de "Ciudad de Dios" de Fernando Meirelles y Kátia Lund o "El secreto de sus ojos" de Juan José Campanella. Es por ello, que la obra de Cuarón también asume su lugar histórico como icono del cine latinoamericano contemporáneo y muestra de la calidad del séptimo arte mexicano. 



*Reseña de nuestro amigo, Guillermo Sebastián De la Oz, escrita originalmente en su blog El Yolyo Maya (Que recomendamos ampliamente). 





Filosofía

Ontología, Epistemología, Idealismo, Materialismo, Existencialismo, Racionalismo, Empirismo..

ACCEDER
Medicina y Salud

Cancer, Diabetes,HIV, Alzheimer, Autismo, Depresión, Psicología, Embarazo, Nutrición.

ACCEDER
Tecnología

Hacking, Software, Robotica, Inteligencia Artificial, Matemática, Computación Cuantica, Realidad Virtual

ACCEDER
Planeta Tierra y Clima

Animales, Naturaleza, Cambio Climático, Geografía, Arqueología, Evolución, Origen de la vida, Geología,Biología, Antropología...

ACCEDER
Ciencias Sociales

Sociología, Historia,Filosofía, Economía, Ciencia Política, Cultura, Religión, Salud Pública.....

ACCEDER
Arte

Literatura, Música, Cine, Pintura, Teatro, Escultura, Museos....

ACCEDER
Educación y Aprendizaje

Pedagogía, Alfabetización, TIC, Pedagogía Crítica, Libros, Test Creatividad,idiomas....

ACCEDER
Turismo y Viaje

Comidas típicas, Hoteles, Lugares, Fotografias, Curiosidades, Paises, Ciudades.

ACCEDER
Biblioteca Digital

Materiales digitales para estudiantes y profesionales

ACCEDER
Lenguajes e Idiomas

Ingles, Italiano, Francés, Alemán, Japonés, Mandarín, Ruso, Español....

ACCEDER
Biografías

Biografías, de los grandes personajes de la Historia Universal....

ACCEDER
Entrevistas

Entrevistas a grandes hombres y mujeres del siglo XX y XXI ....

ACCEDER

Siguenos en tu Red Favorita

¿Te gusta el artículo? Compartelo!