100 Películas extraordinarias: El viaje de Chihiro


Por: Giordan Márquez

Para la serie 100 películas extraordinarias. 

En el 2016, la BBC reunió a 177 críticos de cine de todo el mundo para decidir las que serían las mejores películas del siglo XXI. De los títulos que surgieron del debate, El viaje de Chihiro fue el cuarto más valorado y la única película de animación entre los primeros veinticinco.






La película de animación japonesa dirigida por Hayao Miyazaki cuenta la historia de una niña de doce años llamada Chihiro, quien durante una mudanza se ve atrapada en un mundo mágico y sobrenatural, teniendo como misión buscar su libertad y la de sus padres, y así poder regresar a su mundo.



Pero Chihiro, no es uno de esos pequeños autómatas alegres que pueblan muchas películas animadas. Ella es descrita por muchos críticos como "hosca". Sí, e impaciente e impetuosa, ya que está atrapada en el asiento trasero durante un largo viaje a una casa que sus padres quieren examinar. Su padre pierde el camino en un bosque oscuro, y el camino parece terminar en la entrada de un túnel. Al investigarlo, encuentran que conduce a un parque de diversiones abandonado. Pero al anochecer, algunas de las tiendas parecen reabrirse, especialmente una tienda de alimentos cuyas fragancias vaporizan el aire fresco. Sus padres caen con entusiasmo sobre el mostrador atascado con comida, y se llenan la boca. Chihiro es terca y dice que no tiene hambre. Sus padres comen tanto que doblan o triplican en tamaño. Comen como cerdos, y se convierten en cerdos. Estos no son los padres de la animación estadounidense, sino los padres que pueden hacer cosas que asustan a un niño. Irónicamente, así comienza uno de las películas más complejas y maravillosas de la Historia. 





El viaje de Chihiro es seguramente, una de las mejores películas de animación de todos los tiempos, y tiene su base en la animación tradicional, que es el dibujo fotograma a fotograma. Miyazaki comenzó su carrera en ese estilo, pero es realista y ha permitido el uso de computadoras para algunos de sus trabajos. Él personalmente dibuja miles de marcos a mano. 

Es claro que las películas animadas japonesas están un paso adelante de las producciones occidentales (con algunas excepciones, de los estudios Pixar). Su diferente cultura, tradiciones y manera de ver el mundo, han hecho que generen obras de alto impacto a pesar de estar dirigidas a niños. En tal sentido, Hayao Miyazaki ha sido responsable de mezclar historias complejas con inocentes personajes para encantar a las audiencias y hacer críticas sobre distintas problemáticas sociales, elemento que pocas veces se ve en la animación estadounidense.


Esta entrega de mensajes espirituales y emocionales sensibles convirtió a El viaje de Chihiro en la película de mayor recaudación en la historia de Japón. Ganó premios en todo el mundo, incluido un Premio de la Academia, un evento al que Miyazaki se negó educadamente a asistir porque estaba en contra de la participación estadounidense en la guerra en Irak. Significativamente, fue con esta película que introdujo a cientos de miles de personas a las películas de Studio Ghibli, quienes de otra forma no habrían descubierto la casa de animación. Es una película rara que los jóvenes fanáticos conservarán y mostrarán a sus hijos y nietos. En última instancia, El viaje de Chihiro mostró lo impresionante que puede ser una animación seria y sincera; Sus lecciones que Pixar, Disney y otros animadores convencionales aún no han logrado realizar realmente 15 años después.


El viaje en tren, es una joya del cine.


En otras palabras, El viaje de Chihiro es una expresión genuina de la explosión cultural japonesa, del valor de las raíces, del respeto por las tradiciones, y al mismo tiempo, moderna y respetuosa. Miyazaki no pretende dar una lección moral, su misión no es adoctrinar, sino mostrar una realidad y que los espectadores vean los matices del mundo, los analicen y los comprendan. 


Si te gusta el Cine, o el arte en  general, suscribete a nuestro canal en Youtube





Siguenos en tu Red Favorita

¿Te gustó el artículo? Compartelo!