Las 100 mejores frases y reflexiones de Michel Foucault ~ Bloghemia -->

Las 100 mejores frases y reflexiones de Michel Foucault

Las 100 mejores frases y reflexiones de Michel Foucault

Las 100 mejores frases y reflexiones de Michel Foucault

                                                   "Las escuelas tienen las mismas funciones sociales que las prisiones y las instituci...
junio 02, 2022
Las 100 mejores frases y reflexiones de Michel Foucault



                                                  

"Las escuelas tienen las mismas funciones sociales que las prisiones y las instituciones mentales: definir, clasificar, controlar y regular a las personas" Michel Foucault


Michel Foucault fue un eminente filósofo, historiador, crítico literario y teórico social francés. Sus escritos, pensamientos y teorías destacan principalmente la relación entre el conocimiento y el poder. Sus trabajos, arrojan luz sobre cómo las instituciones sociales usan el poder y el conocimiento como una forma de control social.



 
A continuación les dejamos 100 citas o frases de Michel Foucault: 

1. ¿Puede extrañar que la prisión se asemeje a las fábricas, a las escuelas, a los cuarteles, a los hospitales, todos los cuales se asemejan a las prisiones?
 
2. No creo que sea necesario saber exactamente lo que soy. El interés principal en la vida y el trabajo es convertirse en alguien más que no eras al principio.

3. Donde hay poder, hay resistencia.

4. Lo que me sorprende es el hecho de que en nuestra sociedad, el arte se ha convertido en algo que se relaciona solo con los objetos y no con los individuos o con la vida. Ese arte es algo que está especializado o que es realizado por expertos que son artistas. ¿Pero no podría la vida de todos convertirse en una obra de arte? ¿Por qué la lámpara o la casa deberían ser un objeto de arte, pero no nuestra vida?.

5. No soy un profeta. Mi trabajo es hacer ventanas donde antes había paredes .

6. El conocimiento no es para saber: el conocimiento es para cortar.

7. ... si no eres como todos los demás, entonces eres anormal, si eres anormal, entonces estás enfermo. Estas tres categorías, al no ser como las demás, no ser normales y estar enfermas son, de hecho, muy diferentes, pero se han reducido a lo mismo .

8. No escribo un libro para que sea la última palabra; Escribo un libro para que otros libros sean posibles, no necesariamente escritos por mí .

9. No siento que sea necesario saber exactamente lo que soy. El interés principal en la vida y el trabajo es convertirse en alguien más que no eras al principio. Si supieras cuando comenzaste un libro lo que dirías al final, ¿crees que tendrías el coraje de escribirlo? Lo que es verdad para la escritura y para las relaciones de amor, también lo es para la vida. El juego vale la pena en la medida en que no sabemos dónde terminará .

10. Tal vez el objetivo hoy en día no sea descubrir lo que somos, sino rechazar lo que somos.

11. La verdadera tarea política en una sociedad como la nuestra es criticar el funcionamiento de las instituciones que parecen ser neutrales e independientes, criticarlas y atacarlas de tal manera que la violencia política que siempre se ha ejercido de manera oscura a través de ellas sea Desenmascarado, para que uno pueda luchar contra ellos.
 
12. El trabajo de un intelectual no es moldear la voluntad política de otros; Es, a través de los análisis que hace en su propio campo, reexaminar evidencia y suposiciones, agitar las formas habituales de trabajar y pensar, disipar las familiaridades convencionales, reevaluar reglas e instituciones y participar en la formación. de una voluntad política (donde tiene que desempeñar su papel de ciudadano).

13. No preguntes quién soy y no me pidas que siga igual. Más de una persona, sin duda como yo, escribe para no tener rostro.

14. Las escuelas tienen las mismas funciones sociales que las prisiones y las instituciones mentales: definir, clasificar, controlar y regular a las personas.

15. Una crítica no consiste en decir que las cosas no son tan buenas como son. Consiste en ver en qué tipo de suposiciones, de nociones familiares, de formas de pensar establecidas y no examinadas se basan las prácticas aceptadas ... Hacer una crítica es hacer más difíciles los actos que ahora son demasiado fáciles .

16. El imaginario no se forma en oposición a la realidad como su negación o compensación; crece entre signos, de libro en libro, en el intersticio de repeticiones y comentarios; Nace y toma forma en el intervalo entre libros. Es el fenómeno de la biblioteca .

17. La 'Ilustración', que descubrió las libertades, también inventó las disciplinas.

18. El intelectual fue rechazado y perseguido en el preciso momento en que los hechos se hicieron incontrovertibles, cuando estaba prohibido decir que el emperador no tenía ropa.

19. No preguntes quién soy y no me pidas que siga igual.

20. El adversario estratégico es el fascismo ... el fascismo en todos nosotros, en nuestras cabezas y en nuestro comportamiento cotidiano, el fascismo que nos hace amar el poder, desear lo que nos domina y nos explota.
  
21. ¿Qué deseo puede ser contrario a la naturaleza ya que fue dado al hombre por la naturaleza misma?.

22. Pero la persona culpable es solo uno de los objetivos del castigo. Porque el castigo se dirige sobre todo a los demás, a todos los potencialmente culpables.

23.No hay relación de poder sin la constitución correlativa de un campo de conocimiento, ni ningún conocimiento que no presuponga y constituya al mismo tiempo relaciones de poder.

24. ... es mi hipótesis de que el individuo no es una entidad pre-dada que es aprovechada por el ejercicio del poder. El individuo, con su identidad y características, es el producto de una relación de poder ejercida sobre cuerpos, multiplicidades, movimientos, deseos, fuerzas.

25. La justicia siempre debe cuestionarse a sí misma, al igual que la sociedad solo puede existir por medio del trabajo que realiza sobre sí misma y sobre sus instituciones.

26. No piensen que uno tiene que estar triste para ser militante, aunque lo que uno está luchando es abominable.

27. La muerte dejó su viejo cielo trágico y se convirtió en el núcleo lírico del hombre: su verdad invisible, su secreto visible.
 
28. ¿Volverá a cambiar, cambiará su posición de acuerdo con las preguntas que se le plantean y dirá que las objeciones no se dirigen realmente al lugar desde el que habla? ¿Volverás a declarar una vez más que nunca has sido lo que te han reprochado ser? ¿Ya estás preparando la salida que te permitirá en tu próximo libro surgir en otro lugar y declarar lo que estás haciendo ahora? No, no, no estoy donde me esperas, pero aquí, ¿riendose de ti?

¿Qué? ¿Te imaginas que me tomaría tantas molestias y me complacería tanto escribir? ¿Crees que me mantendría tan persistente en mi tarea si no estuviera preparando, con una mano más bien temblorosa, un laberinto en el que puedo aventurarme, en el que puedo mover mi discurso ... en el que puedo perderme y parecer, por fin, a los ojos que nunca tendré que volver a encontrarme. Sin duda no soy el único que escribe para no tener rostro. No preguntes quién soy y no me pidas que siga igual: déjalo en manos de nuestros burócratas y de nuestra policía para ver si nuestros documentos están en orden. Al menos ahórrenos su moralidad cuando escribamos.

29. La visibilidad es una trampa.

30. No estoy haciendo un problema a partir de una pregunta personal; Hago de una pregunta personal una ausencia de problema .

31.  Desde la idea de que el yo no nos es dado, creo que solo hay una consecuencia práctica: tenemos que crearnos como una obra de arte.

32. No hay uno, sino muchos silencios, y son una parte integral de las estrategias que subyacen y permean los discursos.

33. Tenemos que estar allí en el momento del nacimiento de las ideas, el estallido de su fuerza: no en los libros que las expresan, sino en los eventos que manifiestan esta fuerza, en luchas en torno a las ideas, a favor o en contra de ellas.

34. Llamar al sexo por su nombre a partir de entonces [el siglo XVII] se volvió más difícil y más costoso. Como para poder dominarlo en la realidad, primero había sido necesario subyugarlo al nivel del lenguaje, controlar su libre circulación en el habla, eliminarlo de las cosas que se habían dicho y extinguir las palabras que también lo representaban. visiblemente presente.

35. La primera tarea del médico es ... política: la lucha contra la enfermedad debe comenzar con una guerra contra el mal gobierno." El hombre se curará total y definitivamente solo si es liberado por primera vez ...

36. El individuo es el producto del poder

37. El conocimiento no se hace para la comprensión; Está hecho para el corte

38. Puede que hayas matado a Dios bajo el peso de todo lo que has dicho; pero no imagines que, con todo lo que estás diciendo, harás un hombre que vivirá más tiempo que él.

39. El alma es el efecto e instrumento de una anatomía política; El alma es la prisión del cuerpo.

40. Pero que no haya malentendidos: no es que un hombre real, el objeto del conocimiento, la reflexión filosófica o la intervención tecnológica, haya sido sustituido por el alma, la ilusión de los teólogos. El hombre descrito para nosotros, a quien estamos invitados a liberar, ya es en sí mismo el efecto de una sujeción más profunda que él mismo. Un 'alma' lo habita y lo trae a la existencia, lo cual es en sí mismo un factor en el dominio que el poder ejerce sobre el cuerpo. El alma es el efecto e instrumento de una anatomía política; El alma es la prisión del cuerpo.

41. No hay gloria en castigar.

42. La aparición en la psiquiatría del siglo XIX, la jurisprudencia y la literatura de toda una serie de discursos sobre las especies y subespecies de la homosexualidad, la inversión, la pederastia y el" hermafroditismo psíquico "hizo posible un fuerte avance de los controles sociales en esta área de la" perversidad ". "; pero también posibilitó la formación de un discurso "inverso": la homosexualidad comenzó a hablar en su propio nombre, a exigir que se reconociera su legitimidad o "naturalidad", a menudo en el mismo vocabulario, utilizando las mismas categorías por las que era médicamente. descalificado.

43.  La muerte, como la destrucción de todas las cosas, ya no tenía significado cuando se reveló que la vida era una secuencia fatua de palabras vacías, el tintineo hueco de la gorra y las campanas de un bufón.

44. Debido a que dicen estar preocupados por el bienestar de sociedades enteras, los gobiernos se arrogan el derecho a hacer pasar como meras ganancias o pérdidas abstractas, la infelicidad humana que sus decisiones provocan o su negligencia permite. Es un deber de una ciudadanía internacional llevar siempre el testimonio del sufrimiento de las personas a los ojos y oídos de los gobiernos, sufrimientos de los que no es cierto que no son responsables. El sufrimiento de los hombres nunca debe ser un mero residuo silencioso de la política. Se basa el derecho absoluto a levantarse y hablar con aquellos que tienen el poder.

45. El poder es tolerable solo a condición de que enmascare una parte sustancial de sí mismo. Su éxito es proporcional a la capacidad de ocultar sus propios mecanismos.

46. Confinado en la nave, de la que no hay escapatoria, el loco se entrega al río con sus mil brazos, al mar con sus mil caminos, a esa gran incertidumbre externa a todo. Él es un prisionero en medio de lo que es la más libre, la más abierta de las rutas: enlazado rápido en la encrucijada infinita. Es el Pasajero por excelencia: es decir, el prisionero del pasaje. Y la tierra a la que vendrá es desconocida, tal como es, una vez que desembarca, la tierra de la que proviene. "Tiene su verdad y su tierra natal solo en esa infructuosa extensión entre dos países que no pueden pertenecerle.

47. Exigimos que el sexo diga la verdad y [...] exigimos que nos diga nuestra verdad, o más bien, la verdad profundamente enterrada de esa verdad sobre nosotros mismos que creemos que poseemos en nuestra conciencia inmediata.

48. Hay veces en la vida cuando se trata de saber si se puede pensar diferente, lo que uno piensa, y percibir de manera diferente a lo que uno ve, es absolutamente necesario para seguir mirando y reflexionando, en absoluto.

49. No se debe permitir que la necesidad de reforma se convierta en una forma de chantaje que sirva para limitar, reducir o detener el ejercicio de la crítica. Bajo ninguna circunstancia se debe prestar atención a quienes le dicen a uno: "No critique, ya que no es capaz de llevar a cabo una reforma". Eso es una conversación ministerial en el gabinete. La crítica no tiene que ser la premisa de una deducción que concluya: "esto, entonces, es lo que se debe hacer". Debe ser un instrumento para quienes luchan, quienes se resisten y rechazan lo que es. Su uso debe ser en procesos de conflicto y confrontación, ensayos en rechazo. No tiene que establecer la ley por la ley. No es una etapa en una programación. Es un reto dirigido a lo que es.

50. Una vez que la lepra desapareció, y la figura del leproso no era más que un recuerdo lejano, estas estructuras aún permanecían. El juego de la exclusión volvería a jugarse, a menudo en estos mismos lugares, de una manera extrañamente similar dos o tres siglos después. El papel del leproso debía ser jugado por los pobres y los vagabundos, los prisioneros y los "alienados", y el tipo de salvación en juego para ambas partes en este juego de exclusión es el tema de este estudio..

51. El saber es el único espacio de libertad del ser.

52. No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo.

53. El hombre y la vanidad mueven el mundo.

54. La más desarmada ternura, así como el más sangriento de los poderes, necesitan la confesión.

55. El lenguaje es, como saben, el murmullo de todo lo que se pronuncia, y es al mismo tiempo ese sistema transparente que hace que, cuando hablamos, se nos comprenda; en pocas palabras, el lenguaje es a la vez todo el hecho de las hablas acumuladas en la historia y además el sistema mismo de la lengua.

56. La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan.

57. Para que el Estado funcione como funciona es necesario que haya del hombre a la mujer o del adulto al niño relaciones de dominación bien específicas que tienen su configuración propia y su relativa autonomía.

58. El discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas o los sistemas de dominación, sino aquello por lo que, y por medio de lo cual se lucha, aquel poder del que quiere uno adueñarse.

59. ¿Qué es lo que hace que la literatura sea literatura? ¿Qué es lo que hace que el lenguaje que está escrito ahí sobre un libro sea literatura? Es esa especie de ritual previo que traza en las palabras su espacio de consagración. Por consiguiente, desde que la página en blanco comienza a rellenarse, desde que las palabras comienzan a transcribirse en esta superficie que es todavía virgen, es ese momento cada palabra es en cierto modo absolutamente decepcionante en relación con la literatura, porque no hay ninguna palabra que pertenezca por esencia, por derecho de naturaleza a la literatura.

60. El hombre es una invención cuya fecha reciente muestra con toda facilidad la arqueología de nuestro pensamiento.

61. Todo sistema de educación es una forma política de mantener o de modificar la adecuación de los discursos, con los saberes y los poderes que implican.

62. La verdadera razón no está libre de todo compromiso con la locura; por el contrario, debe seguir los caminos que ésta le señala.

63. Si la genealogía plantea por su parte la cuestión del suelo que nos ha visto nacer, de la lengua que hablamos o de las leyes que nos gobiernan, es para resaltar los sistemas heterogéneos, que, bajo la máscara de nuestro yo, nos prohíben toda identidad.
Nuestro pensamiento y nuestra cultura son un reflejo de nuestros antepasados y las generaciones anteriores.

64. Las relaciones de poder múltiples atraviesan, caracterizan, constituyen el cuerpo social; y estas no pueden disociarse, ni establecerse, ni funcionar sin una producción, una acumulación, una circulación, un funcionamiento del discurso

65. Es feo ser digno de castigo, pero poco glorioso castigar

66. Lo propio del saber no es ni ver ni demostrar, sino interpretar

67. Entre cada punto del cuerpo social, entre un hombre y una mujer, en una familia, entre un maestro y su alumno, entre el que sabe y el que no sabe, pasan relaciones de poder que no son la proyección pura y simple del gran poder del soberano sobre los individuos; son más bien el suelo movedizo y concreto sobre el que ese poder se incardina, las condiciones de posibilidad de su funcionamiento

68. Cada individuo debe llevar su vida de tal forma que los demás puedan respetarla y admirarla


69. Las cárceles, los hospitales y las escuelas presentan similitudes porque sirven para la intención primera de la civilización: la coacción

70. Cuando la confesión no es espontánea ni impuesta por algún imperativo interior, se la arranca; se la descubre en el alma o se la arranca al cuerpo


71. Estoy feliz con mi vida, pero no tanto conmigo mismo

72. Cuando un juicio no puede enunciarse en términos de bien y de mal se lo expresa en términos de normal y de anormal. Y cuando se trata de justificar esta última distinción, se hacen consideraciones sobre lo que es bueno o nocivo para el individuo. Son expresiones de un dualismo constitutivo de la conciencia occidental

73. Hay que ser un héroe para enfrentarse con la moralidad de la época

74. Desde hace dos décadas vivo en estado de pasión con una persona; es algo que está más allá del amor, de la razón, de todo; sólo puedo llamarlo pasión


75. La libertad es la condición ontológica de la ética; pero la ética es la forma reflexiva que adopta la libertad

76. En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio impone a aquellos a quienes somete un principio de visibilidad obligatorio

77. En realidad, hay dos especies de utopías: las utopías proletarias socialistas que gozan de la propiedad de no realizarse nunca, y las utopías capitalistas que, desgraciadamente, tienden a realizarse con mucha frecuencia.

78. La historia de las luchas por el poder, y en consecuencia las condiciones reales de su ejercicio y de su sostenimiento, sigue estando casi totalmente oculta. El saber no entra en ello: eso no debe saberse.

79. Las prácticas sociales pueden llevar a engendrar dominios de saber que no solo hacen que aparezcan nuevos objetos, conceptos y técnicas, sino que hacen aparecer, además, formas totalmente nuevas de sujetos y sujetos de conocimiento. El mismo sujeto de conocimiento posee una historia.


80. Todo el pensamiento moderno es permeado por la idea de pensar lo imposible.


81. La literatura no es la forma general de cualquier obra de lenguaje, no es tampoco el lugar universal donde se sitúa la obra de lenguaje. Es de alguna manera un tercer término, el vértice de un triángulo por el que pasa la relación del lenguaje con la obra y de la obra con el lenguaje. Creo que una relación de este género es lo que se designa con la palabra literatura.

82. Para que el Estado funcione como funciona, es necesario que haya del hombre a la mujer o del adulto al niño relaciones de dominación bien específicas que tienen su configuración propia y su relativa autonomía.

83. La verdad no pertenece al orden del poder y en cambio posee un parentesco originario con la libertad: otros tantos temas tradicionales en la filosofía, a los que una historia política de la verdad debería dar vuelta mostrando que la verdad no es libre por naturaleza, ni siervo el error, sino que su producción está toda entera atravesada por relaciones de poder. La confesión es un ejemplo.

84. La vieja potencia de la muerte, en la cual se simbolizaba el poder soberano, se halla ahora cuidadosamente recubierto por la administración de los cuerpos y la gestión calculadora de la vida.

85. La prisión es el único lugar en el que el poder puede manifestarse de forma desnuda, en sus dimensiones más excesivas, y justificarse como poder moral.

86. El momento en que se percibe que era según la economía de poder, más eficaz y más rentable vigilar que castigar. Este momento corresponde a la formación, a la vez rápida y lenta, de un nuevo tipo de ejercicio del poder en el siglo XVIII y a comienzos del XIX.

87. Entre las marcas y las palabras no existe la diferencia de la observación y la autoridad aceptada, o de lo verificable y la tradición. Por doquier existe un mismo juego, el del signo y lo similar y por ello la naturaleza y el verbo puede entrecruzarse infinitamente, formando, para quien sabe leer, un gran texto único.

88. La delincuencia, con los agentes ocultos que procura, pero también con el rastrillado generalizado que autoriza, constituye un medio de vigilancia perpetua sobre la población: un aparato que permite controlar, a través de los propios delincuentes, todo el campo social.

89. El lenguaje es, de un cabo a otro, discurso, gracias a este poder singular de una palabra que hace pasar el sistema de signos hacia el ser de lo que se significa.

90. El estructuralismo no es un método nuevo; es la conciencia despierta e inquieta del saber moderno.

91. Las cosas y las palabras van a separarse. El ojo será destinado a ver y sólo a ver; la oreja sólo a oír. El discurso tendrá desde luego como tarea el decir lo que es, pero no será más que lo que dice.

92. La doctrina vincula los individuos a ciertos tipos de enunciación y como consecuencia les prohíbe cualquier otro; pero se sirve, en reciprocidad, de ciertos tipos de enunciación para vincular a los individuos entre ellos, y diferenciarlos por ello mismo de los otros restantes.

93. No existe relación de poder sin constitución correlativa de un campo de saber, ni de saber que no suponga y no constituya al mismo tiempo unas relaciones de poder.

94.  Es fascinante hasta qué punto a la gente le gusta juzgar

95. Hacen falta mapas estratégicos, mapas de combate, porque estamos en guerra permanente, y la paz es, en ese sentido, la peor de las batallas, la más solapada y la más mezquina.
Una de las peores prácticas que puede llevar a cabo el ser humano es la guerra. Deberíamos destinar todos nuestros esfuerzos a vivir en paz y armonía.

96. Todo saber analítico está, pues, invenciblemente ligado a una práctica, a esta estrangulación de la relación entre dos individuos, en la que uno escucha el lenguaje del otro, liberando así su deseo del objeto que ha perdido (haciéndole entender que lo ha perdido) y liberándolo de la vecindad siempre repetida de la muerte (haciéndole entender que un día morirá).

97. El comentario conjura el azar del discurso al tenerlo en cuenta: permite decir otra cosa aparte del texto mismo, pero con la condición de que sea ese mismo texto el que se diga, y en cierta forma, el que se realice.

98. Se tiene la costumbre de creer que la prisión era una especie de depósito de criminales, depósito cuyos inconvenientes se habrían manifestado con el uso de tal forma que se diría era necesario reformar las prisiones, hacer de ellas un instrumento de transformación de los individuos.

99. En todos los tiempos, y probablemente en todas las culturas, la intimidad corporal ha sido integrada a un sistema de coacción; pero sólo en la nuestra, y desde fecha relativamente reciente, ha sido repartida de manera así de rigurosa entre la Razón y la Sinrazón, y, bien pronto, por vía de consecuencia y de degradación, entre la salud y la enfermedad, entre lo normal y lo anormal.

100. Lo importante es que la intimidad corporal no haya sido únicamente una cuestión de sensación y de placer, de ley o de interdicción, sino también de verdad y de falsedad, que la verdad de la unión entre los cuerpos haya llegado a ser algo esencial, útil o peligroso, precioso o temible; en suma, que la intimidad corporal haya sido constituido como una apuesta en el juego de la verdad.


  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link