Baruch Spinoza : Dios, naturaleza y política ~ Bloghemia -->

Baruch Spinoza : Dios, naturaleza y política

Baruch Spinoza : Dios, naturaleza y política

Baruch Spinoza : Dios, naturaleza y política

"La naturaleza está en todas partes y siempre es la misma"     La reputación de Spinoza como pensador político se ve ensombreci...
noviembre 05, 2020
Baruch Spinoza :  Dios, naturaleza y política






"La naturaleza está en todas partes y siempre es la misma"  





La reputación de Spinoza como pensador político se ve ensombrecida con demasiada frecuencia por su reputación como metafísico. Sin embargo, la filosofía de  Spinoza  tiene un componente político importante cuyos escritos tienen un significado e influencia duraderos en la tradición filosófica. En sus dos tratados políticos, Spinoza defiende la gobernabilidad democrática, la libertad de pensamiento y expresión y la subordinación de la religión al Estado. Sobre la base de su metafísica pantesítica, Spinoza  critica los puntos de vista clásicos sobre el derecho y el deber.

Tres de los argumentos más llamativos de la ética de Spinoza son que:

- Todas las cosas llegan a existir y necesariamente actúan a partir de las leyes de la naturaleza de Dios

- La naturaleza no actúa debido a algún fin u objetivo

- La naturaleza está en todas partes y siempre es la misma

En conjunto, estos tres argumentos implican que el comportamiento humano, como el comportamiento de todo lo demás, es completamente necesario, regido por la ley inmutable de la naturaleza. Éste constituye el telón de fondo metafísico desde el que Spinoza desarrolla su teoría política. Este naturalismo lleva a adoptar visiones radicales sobre la fuente y el estado de los derechos, obligaciones y leyes. Como veremos, es precisamente su profundo naturalismo lo que separa a Spinoza de otros teóricos políticos.

El naturalismo de Spinoza excluye las concepciones trascendentes de Dios. Aquellos que creen en un Dios trascendente no pueden “imaginar que hay dos poderes muy distintos, el poder de Dios y el poder de la naturaleza…. imaginan que el poder de Dios es como el gobernante de un potentado real y que el poder de la naturaleza es una especie de fuerza y ​​energía“. Por supuesto, según Spinoza, Dios no es un legislador trascendente, Dios es la naturaleza misma. La explicación naturalista de Spinoza implica que todos los argumentos que hacen de la ley un resultado de la voluntad de Dios son engañosos. Este es un reproche directo no solo a los defensores del derecho divino de los reyes, sino también a la mayoría de las descripciones de los derechos naturales como derechos que fueron adoptados por muchos teóricos del siglo XVII.

Además, este naturalismo también excluye las concepciones dualistas de la naturaleza según las cuales existe un orden normativo de las cosas, diferente del orden real de las cosas. Esta concepción socava los supuestos teleológicos que forman la base de la teoría del derecho natural, ya sea tomista o protestante. Incluso aquellos que querían separar la ley natural de la teología (por ejemplo, Pufendorf) y aquellos que enfatizaban el papel de la voluntad de Dios. 

Según este punto de vista, los seres humanos actúan en contra de la naturaleza cuando actúan en contra de las disposiciones de la razón. Spinoza ataca este punto de vista, según el cual " los ignorantes que violan el orden de la naturaleza en lugar de conformarse a él, se consideran a sí mismos en la naturaleza como un estado dentro de un estado". 

La expresión “imperium in imperio” también aparece en el famoso prefacio de la ética III. En estos dos pasajes, Spinoza critica la suposición de que el hombre está gobernado por su propio reino, más que por las leyes que gobiernan el resto de la naturaleza. Es precisamente esta posición la que Spinoza trata de destruir cuando escribe en Ética que " las leyes y reglas de la naturaleza ... son siempre y en todas partes iguales " y en el Tratado Político que " si el hombre está dirigido por razón o solo por deseo, no hace nada que no esté de acuerdo con las leyes y reglas de la naturaleza "

En resumen, asumiendo que la naturaleza es inequívoca y que el hombre se rige por las mismas leyes que todo lo demás en la naturaleza, Spinoza rechaza toda la tradición de la ley natural. Y aunque el naturalismo de Spinoza se considera parte de una tendencia naturalista, en el pensamiento político holandés su rechazo de las concepciones normativas de la naturaleza y su rechazo a la teleología indica una clara ruptura con la tradición. Para apreciar la profundidad y el significado del naturalismo de Spinoza, será útil comparar sus puntos de vista sobre la ley natural y la obligación de Hobbes .

La filosofía política de Spinoza es una extensión lógica de su visión de la naturaleza humana. Para comprender los fines, las fuentes y la justificación de la autoridad política, debemos volver al principio de conatus y los axiomas asociados de Spinoza.
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link