"Introducción a la vida no Fascista" por Michel Foucault ~ Bloghemia

"Introducción a la vida no Fascista" por Michel Foucault

"Introducción a la vida no Fascista" por Michel Foucault

"Introducción a la vida no Fascista" por Michel Foucault

Texto de Michel Foucault, publicado como prefacio del libro AntiEdipus. Capitalism and Schizophrenia.  Por:  Michel F...
octubre 25, 2019
"Introducción a la vida no Fascista" por Michel Foucault

Texto de Michel Foucault, publicado como prefacio del libro AntiEdipus. Capitalism and Schizophrenia. 





Por: Michel Foucault

La mejor manera, creo, de leer El Antiedipo consiste en abordarlo como un “arte”, en el sentido en que se habla de “arte erótica”, por ejemplo. Apoyándose sobre las nociones, en apariencia abstractas, de multiplicidades, flujos, dispositivos y conexiones, el análisis de la relación del deseo con la realidad y con la “máquina” capitalista aporta respuestas a preguntas concretas. Preguntas que se preocupan menos del porqué de las cosas que de su cómo. ¿Cómo se inserta el deseo en el pensamiento, en el discurso, en la acción? ¿Cómo el deseo puede y debe desplegar sus fuerzas en la esfera de lo político e intensificarse en el proceso de inversión del orden establecido?

De ahí los tres adversarios a los que El antiedipo se enfrenta:

1. Los ascetas políticos, los militantes mohínos, los terroristas de la teoría, aquellos que querrían preservar el orden puro de la política y del discurso político. Los burócratas de la revolución y los funcionarios de la Verdad.

2. Los lastimosos técnicos del deseo -psicoanalistas y semiólogos que inspeccionan cada signo y cada síntoma- que querrían subyugar la organización múltiple del deseo a la ley binaria de la estructura y de la carencia.

3. En fin, el enemigo mayor, el adversario estratégico (en tanto que la oposición de El antiedipo a sus otros enemigos constituye más bien un compromiso táctico): el fascismo. Y no únicamente el fascismo histórico de Hitler y de Mussolini -que tan eficazmente ha sabido movilizar y utilizar el deseo de las masas- sino además el fascismo que está en todos nosotros, en nuestras cabezas y en nuestros comportamientos cotidianos, el fascismo que nos hace amar el poder, amar incluso aquello que nos somete y nos explota.

¿Cómo hacer para no volverse fascista incluso cuando (sobre todo cuando) uno se cree un militante revolucionario? ¿Cómo eliminar el fascismo de nuestros discursos y de nuestros actos, de nuestros corazones y de nuestros placeres? ¿Cómo desalojar el fascismo que se ha incrustado en nuestro comportamiento? Los moralistas cristianos buscaban las huellas de la carne que se habían alojado en los repliegues del alma. Deleuze y Guattari, por su parte, acechan las huellas más sutiles del fascismo en el cuerpo.

Este arte de vivir contrario a todas las formas de fascismo, ya presentes o inminentes, acarrea un cierto número de principios esenciales, que resumiría como sigue si debiera hacer de este gran libro un manual o una guía de la vida cotidiana:

– Liberad la acción política de toda forma de paranoia unitaria y totalizante.

– Haced crecer la acción, el pensamiento y los deseos por proliferación, yuxtaposición y disyunción, y no por subdivisión y jerarquización piramidal.

– Abandonad la obediencia a las viejas categorías de lo Negativo (ley, límite, castración, necesidad, carencia), que, durante tanto tiempo, el pensamiento occidental ha venerado en cuanto forma de poder y modo de acceso a la realidad. Preferid lo que es positivo y múltiple, la diferencia a la uniformidad, los flujos a las unidades, Ios dispositivos móviles a los sistemas. Considerad que lo productivo no es sedentario sino nómada.

– No creáis que es necesario estar triste para ser militante, incluso si la cosa que se combate es abominable. El vínculo del deseo con la realidad (y no su retirada en las formas de la representación) posee una fuerza revolucionaria.

-No utilicéis el pensamiento para conferir un valor de verdad a una práctica política; ni la acción política para desacreditar una línea de pensamiento, como si no fuera ya sino mera especulación. Utilizad la práctica política como un intensificador del pensamiento, y el análisis como un multiplicador de las formas y de los dominios de intervención de la acción política.

– No exijáis de la política que restablezca los “derechos” del individuo tal como la filosofía los ha definido. El individuo es el producto del poder. Lo que se necesita es “desindividualizar” por medio de la multiplicación y el desplazamiento, la disposición de combinaciones diferentes. El grupo no debe ser el vínculo orgánico que una individuos jerarquizados, sino un generador constante de “desindividualización”.

– No os enamoréis del poder.


________

Si te gusta el séptimo arte, suscribete gratis a PrimeVideo, y disfruta de su maravilloso catalogo de películas, series y documentales. Gratis por 30 días!    


Aquí te dejamos el enlace:





Si te gustó la lectura, te recomendamos:  


Immanuel Kant | 10 Libros en PDF
¿Qué es la Filosofía? por Martin Heidegger
Ludwig Wittgenstein | Libros en PDF
Giordano Bruno, el filósofo que desafió a la Inquisición
Theodor Adorno : 10 Libros imprescindibles
Auguste Comte | Libros en PDF
Roland Barthes | El placer del texto y Lección inaugural
Jacques Derrida | De la gramatología
Byung-Chul Han | Libros en PDF
Hegel : Introducción a la historia de la filosofía
Friedrich Nietzsche: La terrible verdad
¿Cuál es, realmente, el propósito de la filosofía?
Vida de los filósofos más ilustres por Diógenes Laercio 
Arthur Schopenhauer: el primer budista europeo
José Ortega y Gasset : ¿Qué es la Filosofía?
Platón | Obras completas en un solo Libro
Aristóteles | Todas sus Obras
Erasmo de Rotterdam | Elogio de la Locura
Tao Te Ching de Lao Tsé
"El Estado griego" de Friedrich Nietzsche
"¿Qué es la libertad?" por Hannah Arendt
Friedrich Nietzsche | Mi hermana y yo 
Louis Althusser | 11 Libros en PDF
“La rebelión de la naturaleza” por Max Horkheimer
Bertrand Russell | Historia de la Filosofía occidental
Gilles Deleuze | Capitalismo y Esquizofrenia
Werner Heisenberg | Física y Filosofía
John Stuart Mill | La Esclavitud Femenina 
Los 100 mejores Libros de la Historia
"El arte de sobrevivir" por Arthur Schopenhauer 
La Academia de Platón | Historia y representantes
René Descartes | Obras Completas
David Hume | Tratado de la Naturaleza Humana
Bertrand Russell | Ensayos 
Walter Benjamin | Ensayos 
Epicuro | Obras Completas
Séneca | Sobre la brevedad de la vida 
Voltaire | Tratado sobre la tolerancia 
Emile Cioran | La Tentación de existir
"Un diálogo sobre el poder" por Gilles Deleuze y Michel Foucault 
Karl Marx | El Capital, capítulo Inédito 
Slavoj Zizek y Jordan Peterson | Debate subtitulado en Español
Bolívar Echeverría | 20 Libros en PDF
Simone de Beauvoir | Memorias de una joven formal
Jean Paul Sartre | La Trascendencia del Ego
Henri Lefebvre | El Materialismo Dialéctico
"Del desierto y los oasis" por Hannah Arendt
Karl Marx | El Capital, versión Ilustrada
Entrevista a Gilles Deleuze (1990)
La idea kantiana de paz perpetua por J. Habermas
B. Spinoza | La libertad de pensar y decir lo que se piensa
Edmund Husserl | Ensayo Formal y Lógica Trascendental
Byung-Chul Han : "Al capitalismo no le gusta el silencio"
Gilles Deleuze | ¿Qué es el acto de creación? (Conferencia)

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link