Por: Joel Sangronis Padron 

Un día como hoy, 20 de diciembre de 1.996, murió el astrofísico, divulgador científico y maestro Carl Sagan.

Pocas personas han influido tanto en mi vida como el maestro Sagan. Aun recuerdo como ayer la primera vez que ví un capítulo de su serie "Cosmos". El asombro, la admiración y la alegría de conocer, de saber que se podía aprender tanto sobre el universo en forma tan sencilla, tan hermosa, me deslumbró (aun lo hace, tengo la colección completa y la disfruto de tanto en tanto). 



Carl Sagan, en el set principal de su programa Cosmos


Luego conocí sus libros, sus artículos y conferencias y mi admiración por la obra y trayectoria del maestro no hizo sino aumentar en forma exponencial. Incluso su muerte, la serenidad, casi que alegre, con que asumió su partida de este mundo, produjo en mi admiración y un nivel de respeto que siento no he vuelto a sentir por nadie.





Decir que carl Sagan fue uno de los mejores comunicadores científicos del siglo XX, es quedarse corto. Aparte de su labor, como notable astrofísico, poca gente a lo largo de la Historia de la Ciencia ha conseguido despertar tanto la curiosidad, el interés por una materia científica como él. Su labor ha sido inmensa, gigantesca.
Pero Carl Sagan no fue (lo sigue siendo) un divulgador al uso. El maestro era un educador, una persona que supo levantar pasiones y despertar auténticas carreras científicas mediante la enseñanza didáctica de algo tan arduo como la astrofísica.


Carl Sagan es el Maestro de maestros, con mayúsculas, para todos aquellos que quieren acercar la Ciencia, y en especial la astronomía y las astrofísica, al público general. Un “gigante” 
Mi respeto, cariño y admiración por siempre Maestro!


Si te gusta la Ciencia, la Filosofía o el arte en  general, suscribete a nuestro canal en Youtube






Si tienen alguna sugerencia, sobre un autor en particular, escribanos a bloghemia@gmail.com


Libros de Carl Sagan en PDF:


Los dragones del Eden

Sombras de antepasados olvidados

Un punto de Azul Pálido 

El mundo y sus demonios 

Cosmos 

Contacto 

Miles de Millones 



5 frases de Carl Sagan para recordar : 


Sobre los libros

"Qué cosa tan sorprendente es un libro. Un libro está hecho de un árbol. Es un objeto constituido por partes planas y flexibles (que todavía llamamos "hojas") impresas con garabatos en oscuros pigmentos. Pero echas un vistazo a un libro y escuchas la voz de otra persona, quizás la de alguien que incluso ha muerto hace miles de años. A través del tiempo y los milenios, la voz de quien lo escribió nos está hablando, clara y silenciosamente, dentro de nuestra cabeza, directamente a ti. La escritura es quizás el más grande de todos los inventos de la humanidad, uniendo a personas, ciudadanas de épocas lejanas, que nunca se conocieron. Los libros rompen las cadenas del tiempo y son la prueba de que los seres humanos realmente pueden hacer magia".

Sobre las Pseudociencias

"Cómo puede la ascendencia de Marte durante el momento de mi nacimiento influir sobre mí, ni entonces ni ahora. Nací en una habitación cerrada, la luz de Marte no podía entrar. La única influencia de Marte que podía afectarme era su gravitación, sin embargo, la influencia gravitatoria del personal obstetra era mucho mayor que la influencia gravitatoria de Marte. Marte tiene mayor masa, pero la obstetra estaba mucho más cerca".

Sobre el Cosmos

"El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que alguna vez será. Nuestras más ligeras contemplaciones del cosmos nos hacen estremecer: sentimos como una suerte de cosquilleo nos llena los nervios, una voz muda, una ligera sensación... como si de un recuerdo lejano o como si cayéramos desde una gran altura se tratase. Sabemos que nos aproximamos al más grande de los misterios".


Sobre la Tolerancia:

"Si alguien no está de acuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias".

Sobre la Autocrítica 

"En la ciencia suele ocurrir que un científico diga: "Es un buen argumento, yo estaba equivocado", que cambie de opinión y desde ese momento no se vuelva a mencionar la antigua posición. Realmente sucede. Aunque no con la frecuencia que debería suceder, ya que los científicos son humanos y el cambio a veces es doloroso, pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión".



  RECOMENDADO PARA TI: